En el presente ensayo hemos tratado el desarrollo social de la humanidad como una categoría aislada teóricamente del desarrollo material, y es importante reconocer que ésta distinción es una elaboración propia para fines de la investigación. El concepto de desarrollo debe entenderse como una construcción histórica, enmarcada necesariamente en el ámbito de las relaciones internacionales que se institucionaliza como un discurso mundial a partir de mediados del siglo XX impulsado por las naciones industrializadas.3 

Un breve vistazo histórico a las teorías del desarrollo, y a sus respectivos discursos enunciados por diferentes escuelas económicas, organismos multilaterales, Estados y organizaciones internacionales revelan rápidamente que las consideraciones en torno al desarrollo ha estado anclada al crecimiento económico. Los niveles de progreso de las naciones han sido analizados históricamente bajo los niveles de ingreso de las personas, el acceso a bienes y servicios o las utilidades, el ahorro, la riqueza y la deuda pública de las naciones.  

No obstante, teorías más recientes como los postulados de Amartya Sen4, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), incorporaron nuevas variables como la libertad, la distribución de la riqueza, la exclusión, los derechos humanos y civiles, la desigualdad de género, la sostenibilidad y el capital social, apuntando así a una perspectiva mutlidimensional para comprender el desarrollo de las naciones. (Uribe: 2008; 203). La presente investigación parte de esta ampliación del concepto de desarrollo, superando las definiciones reduccionistas que se concentran en el crecimiento del producto nacional bruto y de otras variables asociadas a la renta. Defiendo la contribución de Amartya Sen y de Ul Haq, donde el propósito básico del desarrollo es expandir las alternativas de elección de las personas, donde el foco de atención debe dirigirse a mejorar la vida de todos los individuos y sus libertades. En últimas, me adhiero a la perspectiva de que el individuo se constituye como el medio y como el fin mismo del desarrollo. Para el presente ensayo he adoptado algunas de las variables consideradas en esta perspectiva para evaluar el estado del desarrollo social de la humanidad, pues mi propuesta se encuentra sintonizada con los principios de un mirada multidimensional del desarrollo. 

Observemos en primer lugar el índice de desarrollo humano, construido por el PNUD en la década de los 905, el cual toma en consideración los aspectos de salud, educación e ingreso. Debido a que ya abordamos la salud y el ingreso per cápita, veamos la variable de educación en el mundo.  

33 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Proyecto Continuum

Ensayos sobre el desarrollo de la especie humana.

Juan Pablo Hernandez

Sample Image Comunicador Social y sociólogo de la Universidad Javeriana de Bogotá. Ensayista, investigador, científico social. Escéptico e idealista de profesión. Ni optimista, ni pesismista.... posibilista.

REGÍSTRESE AL NEWSLETTERS

Permita que la información lo busque a usted inmediatamente.

NO ES SUFICIENTE. QUISIERA SEGUIR INFORMADO? SÍGAME EN...