El concepto de autopoiesis fue enunciado por primera vez por los biólogos chilenos Humberto Maturana y Francisco Varela en 1971 y aunque su uso fue circunscrito inicialmente a los organismos biológicos, logró su ampliación epistemológica hacia la neurociencia y a la teoría de sistemas sociales, en la que quisiera detenerme brevemente. 

La autopoiesis se define como la capacidad de autoproducción de los sistemas complejos; es entendida como la autogénesis o autorrenovación de los componentes que conforman una red viva; es el proceso de autoregeneración de los elementos constituyentes del sistema. Mirémoslo en una definición que no parezca un galimatías tautológico. Una célula es una red metabólica que -como todo sistema abierto- intercambia materia y energía con su entorno. Toma moléculas del medio y las rompe para extraer lo necesario para regenerar su estructura celular. Del mismo modo, un sistema nervioso se alimenta del entorno energética y materialmente para volver a producir las neuronas del que está compuesto mediante reproducción celular, pero más allá, producen nuevamente las redes sinápticas del que está compuesto. Un organismo animal, puede regenerar todas y cada una de las células que lo componen durante su vida, incluso sus neuronas, sin embargo el organismo nunca pierde su patrón de organización, nunca pierde su estructura general, nunca pierde su identidad. Así, las células regeneran sus orgánulos y las macromoléculas necesarias para su reproducción, los cerebros regeneran las redes neuronales, los organismos sus órganos y tejidos al continuar el reemplazo de sus células en ciclos continuos. Pero a pesar de estos cambios permanentes e incesantes, el organismo mantiene su patrón de organización. Un ser humano, al igual que otros organismos vivos, cambia el 100% de los átomos -y por consiguiente todas sus células- que lo componen a lo largo de varios años, incluso regenera toda su composición material varias veces en un ciclo vital y sin embargo el individuo mantiene una forma definida a lo largo de su vida.

Ahora, debido a que cada nivel de complejidad en la organización de los sistemas vivos se corresponde con cambios en los medios de transmisión de la información, todo sistema debe regenerar las estructuras que hacen parte de su bucle de retroalimentación con el entorno. En el caso de las células se renuevan los componentes físico-químicos envueltos en su reproducción, en el caso de los organismos se renuevan sus estructuras celulares, y en el caso de los sistemas sociales se autoproducen las comunicaciones.12

 

Como mencionaba párrafos arriba, las sociedades humanas son producto de la emergencia de un nuevo medio en la transmisión de información del sistema, en el que nos separamos de las determinaciones biológicas y nos trasladamos a desarrollar una autonomía constructiva del mundo mediante el pensamiento, el lenguaje y la cultura. Si bien todos los sistemas coordinan sus estructuras internas y su relación con el entorno a partir de bucles de retroalimentación de información, solo los sistemas sociales comunican por medio del sentido. Si bien el lenguaje tiene un sustrato físico en los sistemas psíquicos de los individuos, éste no ocurre propiamente en el cerebro. Las comunicaciones dentro del sistema social ocurren en el flujo de interacciones y relaciones de un amplio conjunto de individuos y son mejor entendidas como coordinaciones de comportamiento. Como animales sociales, operamos en la red de comunicaciones linguísticas en la que se inscriben nuestros valores y creencias, nuestro desarrollo de la personalidad, nuestras intenciones, conceptos, abstracciones y nuestra consciencia de sí mismos. En toda relación humana nuestros conceptos e ideas, nuestras emociones y movimientos corporales quedan íntimamente entrelazados en una compleja coreografía de coordinación de comportamientos (Capra: 2002; 83).

En la acepción de Niklas Luhmann -que adoptamos en este ensayo- solo las comunicaciones pueden comunicar, por tanto el individuo no es el elemento constitutivo del sistema social sino su entorno. Para hacerlo más claro utilizaré esta analogía: Una neurona no puede producir pensamiento, solo el pensamiento puede pensar, el cual es producto emergente de la interrelación rizomática de un vasto conjunto de neuronas que establecen complejas cadenas sinápticas. Si bien el sistema psíquico está compuesto de neuronas, no se pueden comprender las estructuras cognitivas a partir de ellas. Del mismo modo en el sistema social, pues si bien cuenta con el sustrato físico de los individuos, no se pueden comprender sus dinámicas a partir de ellos. Nuevamente: las comunicaciones son las únicas que pueden comunicar, los individuos son su condición de posibilidad y su vehículo.13 Es por esto que la autopoiesis del sistema social se da únicamente en su red de comunicaciones.

Ahora, como vimos, la facultad de la autopoiesis consiste precisamente en regenerar todas las estructuras materiales y aún así conservar su patrón de organización, al igual que un organismo renueva todas sus células y guarda su forma, así el sistema social reemplaza los individuos manteniendo la red de comunicaciones que se autoproducen. 

Dada estas bases, teniendo en cuenta los principios de emergencia, autoorganización, bucles de retroalimentación, acoplamiento estructural y autopoiesis, y teniendo en cuenta la breve descripción de la historia del universo, estamos dispuestos a aproximarnos a una definición de la vida, y cómo la ampliación de esta comprensión nos permite situar la evolución de la especie humana dentro del proceso de evolución natural.

1 comentario

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Proyecto Continuum

Ensayos sobre el desarrollo de la especie humana.

Juan Pablo Hernandez

Sample Image Comunicador Social y sociólogo de la Universidad Javeriana de Bogotá. Ensayista, investigador, científico social. Escéptico e idealista de profesión. Ni optimista, ni pesismista.... posibilista.

REGÍSTRESE AL NEWSLETTERS

Permita que la información lo busque a usted inmediatamente.

NO ES SUFICIENTE. QUISIERA SEGUIR INFORMADO? SÍGAME EN...