Toolbar
PROYECTO CONTINUUM

2013

8 items

La especie humana ha presentado en los dos últimos siglos un progreso en su prosperidad material como ninguna época en la historia de las civilizaciones. Hoy, la humanidad vive por más tiempo, vive más saludable, está mejor protegida contra las enfermedades, los niños y las madres mueren mucho menos, está mucho mejor alimentada, padece menos de hambre, tiene menos riesgo de morir por catástrofes y accidentes, es más rica, tiene mejores viviendas, mejor entretenimiento, mayor acceso a más bienes y servicios, mejores y más baratos. Hoy la humanidad tiene más calorías, vatios, horas lumen, metros cuadrados, gygabytes, megahercios, transporte alimentario, fanegas por hectárea, kilómetros por litro, millas de vuelos, vacunas, vitaminas, armas, telenovelas y películas, zapatos, lavadoras, carreteras, litros de agua y leche, información, maíz trigo y arroz, neveras, penicilina, minutos para hablar a distancia, seguridad, libros y por supuesto dinero que ninguna época precedente. 

La principal crítica que resalta cuando se afirma un ascendente camino hacia la prosperidad material de la humanidad es el riesgo medioambiental que implica el crecimiento económico de las naciones. Por supuesto, el fenómeno más renombrado en nuestros días es el calentamiento global, a quien se le atribuye la capacidad de amenazar nuestro progreso económico y las condiciones de vida humana en nuestro planeta. Nuevamente debo hacer énfasis en la evidencia disponible.  

A pesar de que los accidentes y catástrofes suelen ser las noticias que ocupan las primeras planas de todos los periódicos, difícilmente un diario ha registrado el asombroso decrecimiento de las muertes provocadas por éstas causas en el mundo. Nuevamente en el siglo XX, la humanidad ha avanzado significativamente en la preservación de la vida humana frente a los fenómenos naturales. 

No obstante, el aumento del ingreso PIB per cápita es una medida nominal de dólares y por tanto debemos preguntarnos si dicho incremento del ingreso significa una mayor calidad de vida para las personas. Si afirmamos que hoy el mundo es más rico es necesario establecer esta medida por fuera del estricto valor pecuniario. 

En los últimos doscientos años, la humanidad se ha vuelto más rica que en toda la historia previa de la especie. Luego de un constante $40012  a lo largo de la mayor parte de la historia humana, pasamos la línea de los $700 en 1800 y doscientos años después, en promedio la especie humana es ocho veces más rica. (Lomborg: 2001; Pg 70) 

En 1798 Thomas Robert Malthus publicó el célebre Ensayo sobre el principio de la población, en el cual establecía que el crecimiento demográfico de las sociedades crece de manera geométrica (exponencial-2,4,8,16...) mientras que los recursos de alimento crecen aritméticamente (lineal 1,2,3,4...). La conclusión evidente señala que eventualmente las sociedades sufrirán un colapso al sobrepasar la capacidad de proveer alimentos para el continuo creciente número de personas. El razonamiento es de sentido común; mientras más personas nazcan en el planeta, mayor demanda de alimentos habrá, y dado que vivimos en un mundo finito, llegará inevitablemente el momento en que se producirá un desfase insostenible entre las bocas que requieren alimento y la capacidad de abastecerlas, entonces millares de personas morirán padeciendo inanición. 

A lo largo de la historia, la mayor parte de la población mundial ha sufrido de manera permanente hambre crónica como resultado de perturbaciones y deficiencias en la producción de alimentos debido a guerras, plagas y adversidades climáticas. 

Por supuesto, el valor más importante para analizar del bienestar humano es la vida misma. Cuando analizamos la expectativa de vida al nacer de toda la humanidad a lo largo del proceso de la civilización, nos damos cuenta que la mayor parte del mundo no ha superado los 30 años. De acuerdo con investigaciones arqueológicas se sabe que un ciudadano promedio del imperio romano se esperaba que viviera tan solo 22 años. Para 1400, un niño al nacer tenía una expectativa de vida al nacer entre los 20 y 30 años. (Lomborg: 2001: Pg 50)

Proyecto Continuum

Ensayos sobre el desarrollo de la especie humana.

Juan Pablo Hernandez

Sample Image Comunicador Social y sociólogo de la Universidad Javeriana de Bogotá. Ensayista, investigador, científico social. Escéptico e idealista de profesión. Ni optimista, ni pesismista.... posibilista.

REGÍSTRESE AL NEWSLETTERS

Permita que la información lo busque a usted inmediatamente.

NO ES SUFICIENTE. QUISIERA SEGUIR INFORMADO? SÍGAME EN...